Inicio > Sin categoría > Requisitos para ser un hacker

Requisitos para ser un hacker

REQUISITOS PARA SER UN HACKER

Existe unja comunidad,  de programadores expertos y magos de las redes. Cuya historia se remota décadas atrás en los tiempos de los primeros miniordenadores de tiempos compartido y los tempranos experimentos con ARPAnet. los miembros de esta comunidad crearon el termino hacker.

Que construyeron los hacker, pues muchas cosas por ejemplo, el internet, ellos utilizaron el sistema operativo UNIX de una manera adecuada y eficiente, explotándolo al 100 por 100 y es por eso que UNIX está creciendo de manera sorprendente, los hacker hacen funcionar la WWW, si eres parte de esa comunidad, si has contribuidos a ella y otras personas saben quién eres y te llaman hacker, entonces eres un hacker

en la actualidad hay un montón de personas que se hacen llamar hacker, pero que no lo son. algunos han sido atrapados siendo la mayoría jóvenes adolecentes varones, que irrumpen de manera ilegal ordenadores y haciendo phreaking en el sistema telefónico, los auténticos hacker los llaman crackers, la mayoría de los crakers son perezosos, irresponsable y no muy brillantes, y fundamentan su crítica en que ser capaza de romper la seguridad no le hace a uno un hackers, la mayoría de crackers ingresan a pcs solo para hacer daño, utilizan programas no propio de ellos para abrir puertos etc.…,  son expertos en ingeniería inversa, , se creen que son mejores que otros y pocos sociables.., muchos periodistas y escritores confunden la palabra hacker, para describir a los crakers.

La diferencia básica esta que los hacker construyen cosas, los crackers lo destruye

LA ACTITUD DEL HACKER

El objetivo de los hacker es resolver problemas y construir cosas, y creen en la voluntad y la ayuda voluntaria mutua, pero para convertirte en un maestro del hacker tienes que imitar la mentalidad de los maestros, no solo intelectualmente, si no también emocionalmente

O como dice el siguiente poema

Para seguir la trayectoria:
mira al maestro,
sigue al maestro,
camina junto con el maestro,
mira a través del maestro,
conviértete en el maestro.

Así que, si quieres ser un hacker, repite lo que sigue hasta que te creas lo que estás diciendo:

El mundo está lleno de problemas fascinantes que esperan ser resueltos

Hacker es sinónimo de diversión, pero es la clase de diversión que requiere mucho esfuerzo. El esfuerzo requiere motivación. Los atletas triunfadores obtienen su motivación a partir de un tipo de placer físico que surge de trabajar su cuerpo, al forzarse a sí mismos más allá de sus propios límites físicos. De manera similar, para ser un hacker deberás sentir un estremecimiento de tipo primitivo cuando resuelves problemas, afinas tus habilidades y ejercitas tu inteligencia.

Si no eres la clase de persona que te sientes inclinado hacia estas cosas de forma natural, necesitarás poder experimentarlas para llegar a ser un hacker. De no ser así, encontrarás que tu energía para “hackear” se verá agotada por otras distracciones como el sexo, el dinero o la aprobación social.

Ningún problema tendría que resolverse dos veces

Los cerebros creativos son un recurso valioso y limitado. No deben desperdiciarse reinventando la rueda cuando hay tantos y tan fascinantes problemas nuevos esperando por allí.

Para comportarte como un hacker, debes creer que el tiempo para pensar que emplean otros hackers es precioso —tanto, que es casi una obligación moral para ti el compartir la información, resolver los problemas y luego exponer la solución de manera que los otros hackers puedan resolver nuevos problemas, en lugar de enfrentarse perpetuamente con los viejos.

(No tienes que pensar que estás obligado a regalar todo tu producto creativo, aunque aquellos hackers que lo hacen son los que obtienen más respeto por parte de los demás hackers. Es consistente con los valores de un hacker venderse lo suficiente para pagar la comida, el alquiler y los ordenadores. También está bien la utilización de estas habilidades de hacker para sostener a la familia, o incluso hacerse rico, siempre que no olvides la lealtad a tu arte y a tus colegas hackers mientras lo haces.)

Para comportarte como un hacker, debes creer en esto lo suficiente como para automatizar las tareas rutinarias todo lo que se pueda, no solamente por ti mismo, sino para beneficio de todos los demás (especialmente otros hackers).

(Existe una aparente excepción a esta regla. Los hackers hacen cosas a veces que pueden parecer repetitivas o aburridas a un observador, pero son un ejercicio para lograr claridad mental o para adquirir cierta habilidad u obtener cierta clase de experiencia que no podría conseguirse de otro modo. Pero esto es una elección —ningún ser pensante debiera nunca ser forzado a una situación que les aburra.)

La actitud no es sustituto para la competencia

Para ser un hacker, deberás desarrollar algunas de esas actitudes. Pero tener solo la actitud no te transformará en hacker, como tampoco te puede transformar en un atleta campeón o en estrella del rock. Para transformarte en hacker necesitarás inteligencia, práctica, dedicación y trabajo duro.

Por lo tanto, debes aprender a desconfiar de la actitud y respetar la competencia en todas sus formas. A ningún hacker le gusta perder el tiempo con quienes adoptan la pose de hacker, sino que veneran la competencia —especialmente la competencia al hackear, pero la competencia en cualquier ámbito está bien. Especialmente buena es la competencia en habilidades exigentes que poca gente domina, y la mejor es la competencia en habilidades exigentes que requieren agudeza mental, destreza y concentración.

Si respetas la competencia, disfrutarás desarrollándola en ti mismo —el trabajo duro y la dedicación se transformarán en una especie de juego intenso, y no una rutina. Esa actitud es vital para transformarse en hacker.

Habilidades básicas para el hacking

La actitud hacker es vital, pero más aún lo son las habilidades. La actitud no es sustituto para la competencia, y existe un cierto conjunto de herramientas básicas que debes dominar antes que cualquier hacker sueñe con llamarse así.

Este conjunto de herramientas cambia lentamente a lo largo del tiempo a medida que la tecnología crea nuevas habilidades y descarta otras por obsoletas. Por ejemplo, se incluía la programación en lenguaje máquina, y no se hablaba de HTML hasta hace poco. Pero hacia finales de 1996, está claro que se debe incluir lo siguiente:

Aprender a programar

Esta es, por supuesto, la habilidad fundamental del hacker. Si no conoces ningún lenguaje de programación, se recomienda empezar con Python. Es limpio, bien documentado, y relativamente fácil para novatos. A pesar de ser un buen primer lenguaje, no es un juguete; es muy poderoso, flexible y se adapta bien a grandes proyectos.Hay disponibles buenos tutoriales en el sitio web de Python.

Java es tambien un buen lenguaje para iniciarse en la programación. Es más difícil que Python, pero produce código más rápido que Python. Es un buen segundo lenguaje para aprender.

Pero no creas que podrás ser un hacker, siquiera un programador, si solo conoces un único lenguaje —debes aprender cómo pensar en los problemas de programación de una manera general, independiente de cualquier lenguaje. Para ser un hacker de verdad, precisas llegar al punto en el cual aprendas un lenguaje nuevo en días, relacionando lo que está en el manual con lo que ya sabe de antes. Esto significa que debes aprender varios lenguajes muy diferentes entre sí.

Si deseas meterte seriamente en programación, tendrás que aprender C, la base de Unix. C++ es muy parecido a C; si conoces uno, aprender el otro no te resultará difícil. Sin embargo, ninguno de ellos es bueno para aprender a programar. Y hoy día, cuanto más puedas evitar programar en C, mas productivo serás.

C es muy eficiente, y trabaja bien con los recursos de las maquinas. Desafortunadamente, C obtiene su eficiencia a base de mucho manejo a bajo nivel de los recursos (como la memoria) a mano. Todo esa programación a bajo nivel es muy compleja y propensa a errores, y tendrás que dedicar gran cantidad de tiempo a la depuración de los programas. Con las máquinas de hoy, tan poderosas, esto ya no es tan necesario —es más inteligente usar un lenguaje que use el tiempo de máquina menos eficientemente, pero en cambio use tu tiempo más eficientemente. O sea, Python.

Otros lenguajes de particular importancia para los hackers son Perl y LISP. Perl vale la pena aprenderlo por razones prácticas: es amplísimamente usado por páginas web dinámicas y por sistemas de administración, así que incluso si nunca has escrito en Perl, deberías aprender a leerlo. Mucha gente usa Perl en la forma que yo sugiero usar Python, para evitar la programacion en C en trabajos que no requieran la eficiencia de C. Necesitarás ser capaz de entenderlo.

Vale la pena aprender LISP por una razón diferente — La profunda e iluminadora experiencia que obtendrás cuando finalmente lo logres te hará ser mejor programador el resto de tus días, incluso si no usas LISP mucho.

Lo mejor hoy día es aprender estos cinco (Python, Java, C/C++, Perl y LISP). Además de ser estos lenguajes los mas importantes en el hacking, representan muy diversas formas de aproximarse a la programación, y cada uno te educará de diferentes maneras.

Puedes aprender las características de los lenguajes —partes de conocimiento— de libros, pero el verdadero conocimiento lo adquieres en la vida real aplicando lo que ya sabes. Lo que sí servirá es a) leer código y b) escribir código.

El aprendizaje de la programación es como aprender a escribir bien en lenguaje natural. La mejor manera de aprender es leer algo de las cosas escritas por los maestros del estilo, luego escribir algunas cosas tú mismo, leer mucho más, escribir un poco más… y repetir esto hasta que lo que escribes empieza a mostrar la clase de fuerza y economía que aprecias en tus modelos.

Antes era difícil encontrar código de buena calidad para leer, porque había pocos programas de cierta magnitud disponibles en código fuente de tal manera que los hackers noveles pudieran meterles mano. Esta situación ha cambiado drásticamente: software de fuente abierta, herramientas de programación libres y sistemas operativos libres (todo ello hecho por hackers) están ampliamente disponibles en la actualidad. Lo que lleva elegantemente a nuestro siguiente tema…

Consigue uno de los Unices libres; aprende a usarlo y a ponerlo en funcionamiento

Asumo que tienes un ordenador personal o puedes acceder a uno (a estos muchachos de hoy día les resulta tan sencillo obtenerlo… :-)). El paso con mucho más importante que cualquier novato puede dar en el camino de adquirir las habilidades de un hacker es obtener una copia de Linux o alguno de los otros Unices tipo BSD libres, instalarlo en una máquina personal y hacerlo funcionar.

Sí, es cierto que existen otros sistemas operativos en el mundo además de Unix. Pero sólo pueden encontrarse en formato binario —no puedes ni leer el código ni modificarlo—. Si intentas aprender a hackear en una máquina DOS, Windows o en un MacOS te sentirás como si tratas de aprender a bailar con el cuerpo escayolado.

Unix es el sistema operativo de Internet. Si bien puedes aprender a usar Internet sin saber Unix, nunca podrás ser un hacker en Internet sin conocerlo. Por este motivo, la cultura hacker actual está muy centrada en Unix. (Esto no fue siempre así, e incluso la situación le desagrada a algunos de los hackers más veteranos, pero la simbiosis entre Unix e Internet es tan fuerte que hasta la energía de Microsoft parece incapaz de hacerle mella.)

Así que consigue un Unix —personalmente me gusta Linux, pero hay otros (y sí, puedes hacer funcionar Linux y DOS/Windows en la misma máquina). Apréndelo. Hazlo funcionar. Métele mano, anímate. Comunícate en Internet mediante él. Lee el código. Modifícalo. En ese sistema se incluyen las mejores herramientas de programación (que incluyen C, Lisp y Perl) de lo que cualquier sistema operativo de Microsoft ni siquiera podría soñar, además te divertirás y te sumergirás en un caudal de conocimientos de tal magnitud que nunca hubieras imaginado, hasta que en cierto momento, mirando hacia atrás, te darás cuenta que ya eres un maestro hacker consumado.

Si quieres meter tus manos en Linux, echa un ojo en Dónde puedo obtener Linux.

Puedes encontrar ayuda y recursos de BSD Unix en www.bsd.org.

los fundamentos básicos de Unix y de Internet.

Aprende a usar la Web y a programar en HTML

La mayoría de las cosas que ha construido la cultura hacker funcionan fuera de la vista del gran público, ayudando en el funcionamiento de fábricas, oficinas y universidades, y carecen de un impacto obvio en la vida de quienes no son hackers. La Web es la única gran excepción, y es tan enorme y brillante este juguete de hackers que incluso los políticos admiten que está cambiando el mundo. Sólo por esta razón (y hay un montón de otras igualmente buenas), debes aprender a trabajar en la Web.

Si no tienes un inglés funcional, apréndelo

El inglés es el lenguaje con el que trabaja la cultura hacker e Internet, y necesitarás saberlo para funcionar en la comunidad hacker.

Linus Torvalds, un finlandés, comenta su codigo en inglés (al parecer nunca se le ocurrió hacerlo de otra manera). Su fluidez con el inglés ha sido un importante factor en su habilidad para reclutar una comunidad mundial de desarrolladores de Linux. Y esto nos lleva al próximo tema…

Estatus en la cultura hacker

De manera similar a muchas otras culturas sin economía monetaria, el hackerismo se basa en la reputación. Estás intentando resolver problemas interesantes, pero cuan interesantes y buenas son las soluciones que encuentres es algo que sólo tus iguales o superiores técnicamente hablando serán capaces de juzgar.

De acuerdo a esto, cuando juegas el juego del hacker, aprendes a puntuarte principalmente en función de lo que los otros hackers piensan acerca de tus habilidades (este es el motivo por el cual no puedes ser un hacker de verdad hasta que otros hackers te denominen así de manera consistente). Este hecho está empañado por la imagen del hacking como trabajo solitario; también por un tabú cultural hacker (que ahora está decayendo, pero aún es fuerte) que impide que se admita el ego o la validación externa como elementos involucrados en la propia motivación.

Específicamente, el hackerismo es lo que los antropólogos denominan una cultura del don. Adquieres estatus y reputación no mediante la dominación de las otras personas, ni por ser hermoso/a, ni por tener cosas que las otras personas desean, sino por donar cosas. Específicamente, al donar tu tiempo, tu creatividad, y el resultado de tu destreza.

Existen básicamente cosas que puedes hacer para obtener el respeto de los hackers:

Escribir software de fuente abierta

Lo primero (lo más central y más tradicional) es escribir programas que los otros hackers opinen que son divertidos o útiles, y donar los fuentes del programa a la cultura hacker para que sean utilizados.

(Solíamos llamarlo free software pero esto confundía a demasiada gente, que no estaban seguros de qué se suponía que significaba free [en inglés, el término free es polisémico y puede significar “libre” o “gratis”. En castellano no se da tal ambigüedad por lo que la expresión “software libre” resulta perfectamente adecuada — N. del T.]. La mayoría de nosotros, al menos un ratio 2:1 de acuerdo con los análisis del contenido de la web, ahora preferimos el término software “open source” [En castellano, sin embargo, se sigue usando habitualmente “software libre”, aunque en esta versión hemos respetado, como es natural, el cambio en la terminología de Eric, que ha sustituido ” free software” por open source en todos sus documentos, y lo hemos traducido por “código de fuente abierta” — N. del T.]).

Los más reverenciados semidioses del hackerismo son las personas que han escrito programas de gran magnitud, con grandes capacidades que satisfacen necesidades de largo alcance, y los donan, de tal manera que cualquiera pueda utilizarlos.

Ayudar a probar y depurar software de fuente abierta

También son reconocidas aquellas personas que depuran los errores del software de fuente abierta. En este mundo imperfecto, inevitablemente pasaremos la mayoría de nuestro tiempo de desarrollo en la fase de depuración. Este es el motivo por el cual los desarrolladores de software de fuente abierta piensan que un buen “beta-tester” (probador de versiones beta, alguien que sabe cómo describir claramente los síntomas, que puede localizar correctamente los problemas, que tolera los errores en una entrega apurada, y que está dispuesto a aplicar unas cuantas rutinas sencillas de diagnóstico) vale su peso en oro. Aun contando con un solo probador de estos, puede hacerse que el proceso de depuración pase de ser una prolongada pesadilla que lo deja a uno exhausto a ser sólo una saludable molestia.

Si eres novato, trata de encontrar un programa en desarrollo en el cual estés interesado, y conviértete en un buen probador beta. Hay una progresión natural desde ayudar a probar programas, luego ayudar a depurarlos y más adelante ayudar a modificarlos. Aprenderás un montón de esa manera, y la gente te ayudará en el futuro.

Publicar información útil

Otra buena cosa que puedes hacer es recopilar y filtrar información útil e interesante y construir páginas web o documentos tipo FAQ (“Preguntas Frecuentes”), y ponerlos a disposición de los demás.

La gente que mantiene las FAQ técnicas más importantes gozan de casi tanto respeto como los autores de software libre.

Categorías:Sin categoría
  1. julio 16, 2016 a las 6:34 pm

    Me gusta la idea quiero aprender para contribuir

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: